El método bumping y cómo proteger tu casa

El bumping es un método de robo muy sencillo y efectivo utilizado desde hace décadas por los ladrones. De hecho, el verano pasado, los casos de robo mediante el método bumping aumentaron un 30%. Para que puedas evitarlo y proteger tu hogar cuando te vayas de vacaciones te vamos a contar en qué consiste este método y cómo te pueden ayudar las cerraduras anti-bumping.

 

¿Qué es el método bumping?

El bumping consiste en introducir en el cilindro de la cerradura una llave manipulada, preparada con unas profundidades máximas, y golpear la misma, generalmente con un martillo, con el fin de mover los pistones del cilindro. Cuando la llave es golpeada los pistones del cilindro saltan simultáneamente permitiendo girar la llave y por lo tanto, abrir la puerta sin necesidad de forzarla.
Este método surgió en los años 70 por cerrajeros que empezaron a utilizar el bumping de manera legal para abrir las puertas para sus clientes.

La mayoría de cerraduras pueden ser abiertas mediante esta técnica. Hacerse con una llave bumping es muy fácil y ejecutar esta técnica también. Además, este método se ejecuta en apenas medio minuto y no daña el sistema de cierre de la puerta. Por ello, es difícil de apreciar en un primer vistazo.

Por otro lado, la mayoría de aseguradoras no se responsabilizan ante los robos mediante este método y por lo tanto, no indemniza por los daños sufridos. En el caso de los robos en el hogar, para que las aseguradoras se responsabilicen, debe haber sido empleada la violencia o intimidación en forma de ventanas rotas, rejas rotas, cerraduras reventadas… Intimidación en el caso de que se fuerce al propietario o inquilino a abrir la puerta mediante violencia verbal o física, un arma… El bumping no deja daños exteriores aparentes, se trata de un robo limpio que permite a los ladrones robar todo lo que quieran sin empleo de la violencia.

 

 

¿Cómo proteger tu hogar del método bumping?

Las cerraduras de seguridad no son suficiente para evitar bumping. Para evitar los robos mediante este método es necesario contar con cerraduras y bombillos anti-bumping.
A la hora de elegir una cerradura o bombillo anti-bumping debes tener en cuenta un par de aspectos como el número de pitones antibumping con los que cuenta. A mayor número de pitones, más segura será la puerta.

El segundo, el material con el que está hecha la cerradura también es importante. Esta debe ser resistente para que los pitones no se desgasten con el paso del tiempo. El bombín anti-bumping es la mejor manera de evitar este tipo de robos. Existen diferentes bombines que ofrecen más o menos resistencia a esta técnica. Evitan que el ladrón pueda golpear la lleva al introducirla en la cerradura y abra la puerta.

 

seguridad del hogar

Cerradura de Alta Seguridad con Alarma Anti-Bumping Lince

¿Cómo saber si tu cerradura es anti-bumping?

Se reconoce porque en el caso de las cerraduras anti-bumping la llave no es dentada. Cuenta con diferentes orificios que son los que mueven los cilindros. Una llave anti-bumping tiene otros relieves diferentes a los de una cerradura de puerta blindada. Posee segmentos laterales que impiden que se pueda abrir la puerta por este método. Una cerradura anti-bumping tiene más de una serie de cilindros en su interior que no están alineados para abrir la puerta.

Resumen
El método bumping y cómo proteger tu casa
Nombre del artículo
El método bumping y cómo proteger tu casa
Descripción
El bumping es un método de robo muy sencillo y efectivo utilizado desde hace décadas por los ladrones.
Autor
Publisher Name
Ferreteria Principat
Publisher Logo